El piso flotante es una es una alternativa bastante económica y por supuesto, muy fácil de colocar. Es decir, que no necesitas muchas herramientas para hacer la instalación. Con esta guía verás lo fácil que es colocarlo.

¿Por qué colocar un piso flotante?

Hay muchos diseños para darle un aspecto un poco más cálido al hogar. Existen diferentes veteados y colores que le da un excelente aspecto al suelo y cambia totalmente de ambiente.

Algunos de nuestros pisos flotantes destacados

Ahora vamos a ver en algunas cosas técnicas que debemos tener en cuenta primero para colocar el piso flotante.

Colocación piso flotante

Elementos que podrías necesitar para la instalación

  • Cinta métrica
  • Anotador y lápiz
  • Membrana de telgopor/aislante
  • Macilla Plastica de relleno de Madera
  • Lija
  • Aspiradora
  • Cutter / Tincheta
  • Taco protector
  • Plancha de madera
  • Martillo de goma
  • Sierra de puñal o circular

Preparación

Lo principal es calcular los metros cuadrados en función a la superficie a cubrir con piso flotante. Con esto ya sabremos cuanto aislante y piso flotante deberemos comprar.

El siguiente paso tiene que ver con la preparación del suelo, es decir, la superficie que vamos a cubrir. Es importante recordar que podemos hacer la instalación sobre cerámica, concreto e incluso hormigón. Aquí debemos cerciorarnos de tener un suelo libre de grandes abultamientos o imperfecciones.

Aislante

Independientemente del material que sea el contrapiso, siempre utilizaremos aislante. Gracias a esta membrana de polietileno, lograremos asegurarnos la durabilidad del piso flotante ya que evitaremos el riesgo de deterioro por humedad. Además, también contribuirá a una mejor insonorización.

Colocaremos el aislante en la misma dirección en que vamos a colocar las tablas utilizando una cinta para sellar las uniones. También es recomendable fijar la membrana al contrapiso. Recomendamos ir cubriendo parcialmente la superficie con aislante e ir cubriendo el resto de la habitación a medida que se avanza con la instalación, ya que el tránsito o las herramientas podrían dañar el aislante.

bajo piso flotante

Cubriendo con tablas

Una vez realizado esto continuamos con la instalación de la primera tabla, comenzando por un rincón de la habitación. Iremos completando la tira hasta llegar al otro extremo de la habitación. Al llegar a la pared, utilizaremos un tope para que, en el caso de que se dilate el material en verano, pueda tener cierto margen. Con unos 15 milímetros vamos a estar más que bien. Al terminar, el zócalo mismo ocultara dicha dilatación. Llegando a la esquina, hacemos el corte y ese sobrante iniciará la siguiente tira.

Al iniciar la segunda tira de piso flotante, debemos asegurarnos de que encastre correctamente con la previamente instalada. Podemos ayudarnos con un mazo de o con un pequeño taco de madera y un martillo común. De este modo haremos toda la plataforma, es decir toda la superficie que queremos cubrir.

colocacion piso flotante zona sur

¿Con qué cortar piso flotante?

Si hay que hacer algún corte en el material porque hay una columna o un desnivel, podremos hacerlo con un serrucho, o bien, una ingletadora. Nunca olvidemos dejar esa pequeña separación para que el material se dilate.

Emplolijado y terminación

Una vez completada toda la superficie, retiraremos el excedente que sobresale de aislante con un cúter. Luego podremos continuar con la instalación de zócalos o molduras. Finalmente terminaremos con la colocación de las denominadas “transiciones”, que son unas piezas metálicas para emprolijar el desnivel generado entre el suelo y el piso flotante (cambio de suelo).

Algo importante a tener en cuenta:

Los zócalos para pisos laminados deben ir fijados con grampas a la pared y NUNCA al piso, para evitar rajaduras en el piso flotante cada vez que busque dilatarse.

transiciones piso flotante

Video de la instalación de pisos flotantes